Nietzsche, una introducción 1.


Después de leer al alemán tantas veces en mi cuarentena vida empiezo a entender algo de sus tormentas de ideas. A mis manos ha llegado una introducción de Gustavo Varela, que lo pone a Nietzsche en la puerta de salida de la filosofía edificante y conceptual y lo sienta junto al piano estrábico de Wagner para comprender desde la música este vacío contemporáneo. Hay más verdad en un si bemol que en las palabras.
Leo :

¨ El arte y la verdad tienen el mismo origen y acaso la misma voluntad de dominio, sólo que en el primero el hombre asume la responsabilidad y el riesgo de ser el que es, que no es más que la tormenta a la que conducen sus instintos y frente a la cual no tiene dónde resguardarse. La ciencia, en cambio, ofrece la quietud familiar de sus teorías, de sus postulados, de un mundo cuadriculado y vacío en el que no hay ningún peligro, porque allí no hay vida sino cadáveres conceptuales ¨

Licuado energético.

Estos libros los compré con la poca batería de ansiedad que me quedaba de pibe cuando compraba música en el perro. La era digital me encuentra cada vez con más papel. Voy en busca de lo impreso en tinta con ímpetu y furia, antes que la nube de google lo lleve al pais de las últimas cosas.

AUDACIA Y CALCULO, Beatriz Sarlo

Con el libro de la dama de hierro salí a buscar esa prosa filosa, mezcla de subte y academia, la izquierda a dos botones. Sarlo me hace subrayar y reirme.
Todo eso en un ensayo no es poco, El Flaco ( otro de los libros editados post Kirchner ) de Feinmann me produce noni noni, tengo la sospecha que su elogio a Néstor con el paso de las hojas se convertirá en motivos para odiarlo, a ambos.

Así larga Sarlo :

¨ Empecé mal el día ; la vi a Sarlo en el bondi ¨ Encontré la frase hace unos meses de twitter. Yo no empiezo mal el día si me cruzo con un kirchnerista en el subte. De mañana, leo los diarios sobre papel, y muchas veces ese principio es duro ; otra veces, desconcertante. Siempre me obliga a pensar.

Este libro lo compré con las ganas que compré Rattlesnakes de los LOYD COLE. Tenía 15 años, y ese TDK era mi tesoro del día, como este título de Beatriz hoy.

EL KIRCHNERISMO POSTUMO, Jorge Asís

Pasamos a Nevares Sosa, al @cayetanoasis , a la lengua que deseamos en alguna tertulia ( la mía es coneja ) bajo el aroma de un scotch de 18 añitos con permiso para volver a la madrugada. ¨ Mi distrito es la palabra, mi distrito es el lenguaje ¨ sloganea Don Asís.

1. Pido que el Furia se restablezca, y se fortalezca. Dentro de todo, es infinitamente más conveniente estar contra el Furia, que sin el Furia.

Este libro me trae a Peter, escuché mucho lo que suena abajo mientras mis viejos leían Las Flores Robadas de los Jardines de Quilmes :

LA MARAVILLOSA VIDA BREVE DE OSCAR WAO, Junot Díaz

Después de los hormigones de Pynchon me prometí no comprar más de 300 páginas. Leer no es karate, tu energía cuando el libro es malo se la lleva él. Pero este ladrillo viene recomendado por @juannovenoefe
El libro comienza con una cita de Los Cuatros Fantásticos y eso aunque pose compro : ¨ ¿ Qué le importan las vidas anónimas, breves….a Galactus ? ¨

Color y rabia, el combo Heads, la versión latina de Kennedy Toole me rima así :

VIVIR AFUERA, Fogwill

Y por último, el libro de Fogwill, Vivir Afuera, quizás el que más ganas le tenía, nunca leí nada de este tipo, y descubrirlo ya es una experiencia increíble, he de beber Fogwill como quien se moja con un Cynar y Pomelo, dulce casi nada, amargo todo, y fuerte al final.

Fogwill con hielo siempre, al igual que Tom :

Poesía de jeans.

LLAMADO A LOS MALOS POETAS

Se necesitan malos poetas.
Buenas personas, pero poetas
malos. Dos, cien, mil malos poetas
se necesitan más para que estallen
las diez mil flores del poema.

Que en ellos viva la poesía,
la innecesaria, la fútil, la sutil
poesía imprescindible. O la in-
versa: la poesía necesaria,
la prescindible para vivir.

Que florezcan diez maos en el pantano
y en la barranca un Ele, un Juan,
un Gelman como elefante entero de cristal roto,
o un Rojas roto, mendigando
a la Reina de España.

(Ahora España
ha vuelto a ser un reino y tiene Reina,
y Rey del reino. España es un tablero
de alfiles politizados y peones
recién comidos: a la derecha, negros, paralizados, fuera del juego).

Y aquí hay torres de goma, alfiles
politizados y damas policiales
vigilando la casa.

A la caza del hombre,
por hambre, corren todos, saltan
de la cuadrícula y son comidos.

Todo eso abunda: faltan los poetas,
los mil, los diez mil malos, cada uno
armado con su libro de mierda. Faltan,
sus ensayitos y sus novela en preparación.
Ah.. y los curricola,
y sus diez mil applys nos faltan.

No es la muerte del hombre, es una gran ausencia
humana de malos poetas. Que florezcan
cien millones de tentativas abortadas,
relecturas, incordios,
folios de cartulina, ilustraciones
de gente amiga, cenas
con gente amiga, exégesis, escolios,
tiempo perdido como todo.

Se necesitan poetas gay, poetas
lesbianas, poetas
consagrados a la cuestión del género,
poetas que canten al hambre, al hombre,
al nombre de su barrio, al arte y a la industria,
a la estabilidad de las instituciones,
a la mancha de ozono, al agujero
de la revolución, al tajo agrio
de las mujeres, al latido
inaudible del pentium y a la guerra
entendida como continuidad de la política,
del comercio,
del ocio de escribir.

Se necesitan Betos, Titos, Carlos
que escriban poemas. Alejandras y Marthas
que escriban. Nombres para poetas,
anagramas, seudónimos y contraseñas
para el chat room del verso se necesitan.

Una poesía aquí del cirujeo en la veredas.
Una poesía aquí de la mendicidad en las instituciones.
Una poesía de los salones de lectura de versos.

Una poesía por las calles (venid a ver
los versos por las calles…)

Una poesía cosmopolita (subid a ver
los versos por la web…).

Una poesía del amor aggiornado (bajad a ver
poesía en el pesebre del amor…)

Una poesía explosiva: etarra, ética,
poéticamente equivocada.

En los papeles, en los canales
culturales de cable, en las pantallas
y en los monitores, en las antologías y en revistas
y en libros y en emisiones clandestinas
de frecuencia modulada se buscan
poetas y más malos poetas:
grandes poetas celebrados pequeños,
poetas notorios, plumas iluminadas,
hombres nimios, miméticos,
deteriorados por el alcohol,
descerebrados por la droga,
hipnotizados por el sexo
idiotizados por el rock,
odiados, amados por la gente aquí.

En las habitaciones se buscan.
En un bar, en los flippers,
en los minutos de descanso de la oficina,
entre dos clases de gramática,
en clase media, en barrios
vigilados se buscan.

¿Habrá en la tropa?
¿En los balnearios, en los baños
públicos que han comenzado a construir?
¿En los certámenes de versos?
¿En los torneos de minifútbol?
¿Bajo el sol quieto?
¿A solas con su lengua?
¿A solas con una idea repetitiva?
¿Con gente?
¿Sin amor?

No es el fin de la historia, es
el comienzo de la histeria lingual.

Todo comienza y nace de una necesidad fraguada en la lengua.
Falsifiquemos el deseo:
Te necesito nene.
Para empezar te necesito.
Para necesitar, te pido
ese minuto de poesía que necesito, necio:
quisiera ver si me devuelves el ritmo de un mal poema,
que me acarices con sus ripios,
que me turbes la mente con otra idea banal,
y que me bañes todo con la trivialidad del medio.

Y en medio del camino, en el comienzo
de la comedia terrenal, quiero vivir
la necedad y la necesidad
de un sentimiento falso.

Se necesitan nuevos sentimientos,
nuevos pensamientos imbéciles, nuevas
propuestas para el cambio, causas
para temer, para tener,
aquí en el sur.

Y arriba España es un panal
de hormigas orientales:
rumanas, tunecinos,
suecas a la sombra de un Rey.

Riámonos del Rey.
De su fealdad.
De su fatalidad.
De Su Graciosa Realidad.
La realidad es un ensueño compartido.
La realidad de España
es su filosa lengua pronunciando la eñe
y su mojada espada pronunciando el orden
del capital y la sintaxis.

¡Ay, lengua:
aparta de mí este cuerno de la prosperidad clavado en tu ingle,
suturada de chips, y cubre
nuestras heridas con el bálsamo de los malos poemas..!

Aira air max.



Terminé de leer Varamo de Cesar Aira y todavía no se que decir pero si que dibujar, y eso ya es mucho.

Si una obra deslumbra por su innovación y abre caminos inexplorados, el mérito no hay que buscarlo en la obra misma sino en su acción transformadora sobre el momento histórico que la engendró. La novedad vuelve nueva sus causas, las hace nacer retrospectivamente de ella. Si el tiempo histórico nos hace vivir en lo nuevo, el relato que pretende dar cuenta del origen de la obra de arte, es decir de la innovación, deja de ser un relato : es una nueva realidad, y a su vez la misma de siempre y de todos.
Los que no crean, no tienen más que ir a ver con sus propios ojos.

Varamo, CESAR AIRA

Brandy Alexander.

Un poema de BUKOWSKY y un Negroni.

ves este poema?
fue
escrito sin beber.
no necesito beber
para escribir.
puedo escribir sin
beber.
mi esposa dice que puedo.
yo digo que tal vez puedo.
no estoy bebiendo
y estoy escribiendo.
¿ves este poema?
fue
escrito sin beber
¿quién necesita un trago ahora?

probablemente el lector.

Licuado de verano.




Cuando uno tiene algo que decir y lo va a decir aparecen otras voces. Pienso mucho sobre el cuerpo, su identidad y su imagen, es más creo que pinto por que no me alcanza con pensarlo. Busco la licuadora y pongo : unos libros de Baudrllard, Eloy Porta, Pynchon, Foster Wallace, algunas pelis de Cronenberg, el primer Assayas, los discos perversos de Deerhunter y mucha carne.
A ver que sale.

Un poco de lo que se licua :

Mi patrimonio genético ha sido fijado de una vez por todas cuando un determinado espermatozoo ha encontrado un determinado óvulo. Este patrimonio supone la fórmula de todos los procesos bioquímicos que me han realizado y que garantizan mi funcionamiento. Una copia de esta fórmula ha sido anotada en cada una de las decenas de miles de millones de células que hoy me constituyen. Cada una de ellas sabe como fabricarme ; antes de ser una célula de mi higado o de mi sangre, es una célula de mí. Así pues, es teóricamente posible fabricar un individuo idéntico a mi a partir de una de ellas.

A.JACQUARD.