Nietzsche, una introducción 1.


Después de leer al alemán tantas veces en mi cuarentena vida empiezo a entender algo de sus tormentas de ideas. A mis manos ha llegado una introducción de Gustavo Varela, que lo pone a Nietzsche en la puerta de salida de la filosofía edificante y conceptual y lo sienta junto al piano estrábico de Wagner para comprender desde la música este vacío contemporáneo. Hay más verdad en un si bemol que en las palabras.
Leo :

¨ El arte y la verdad tienen el mismo origen y acaso la misma voluntad de dominio, sólo que en el primero el hombre asume la responsabilidad y el riesgo de ser el que es, que no es más que la tormenta a la que conducen sus instintos y frente a la cual no tiene dónde resguardarse. La ciencia, en cambio, ofrece la quietud familiar de sus teorías, de sus postulados, de un mundo cuadriculado y vacío en el que no hay ningún peligro, porque allí no hay vida sino cadáveres conceptuales ¨

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s